rock
Home Verhalen Ingrid Verhalen Ruben Español English Foto's Contact

 

 

Viaje a Australia
Primeros dias
Sur de Australia
Viaja a Nueva Zelanda
Desde Nueva Zelanda
Emisión de Ingrid
Uretiti-Rotorua
Ruta de Waitomo, Othorohanga
Desde Tongiroro a Featherston
Rubén en Matamata
Wellington y cercanías (N.Zel.)
Punakaiki-Glaciares en heli
Últimos pasos en Nueva Zelanda
ENTRE HIELO Y DELFINES
Nueva vida en Australia
TRABAJO DE ESCLAVOS
GATTON Y EL BRÓCOLI

Punakaiki-Glaciares en heli

Mis cordiales agradecimietos por vuestros mailtos.

Hemos hecho un viaje en helicóptero y esto sí que fué una auténtica aventura, pero primero lo de estos días pasados.

El 20 de marzo, Golden Bay, Farewell Spit. Hoy hemos dado un paseo por la playa Wharariki. Qué bonita!! En el extremo del mar había como un baño para focas bebés, rodeado de rocas. Las focas bebés nadaban en él. Fantástico!!!. Las madres estaban un poco más lejos en las rocas y las teníamos que tener bien vigiladas. Pero si la gente se manifiesta tranquila y las madres pueden ver a sus foquitas, no pasa nada. Qué experiencia tan fantástica: las pequeñas focas venían nadando hacia nosotros. Se les podía acariciar y rascar en la barriga. Les encataba que les echáramos agua por encima. Maravilloso estar jugando con auténticas focas.

Wharariki Beach ya merecía la pena, pero lo de las focas lo hizo superior. Seguro que no lo vais a creer cuando veais las fotos. Parecen proyectiles de Discovery Channel! Tan cerca estábamos de ellas. Se me pone carne de gallina cuando pienso en ello!. Me gustan las focas, pero que estas vengan hacia tí...!

A medio día marchamos a Pohara, como un jardín trasero del Labyrinth Rocks Park! (así lo nombran los Kiwi's). Hay bonitas formaciones de rocas.. de donde teníamos que sacar animales, etc. .. Una bonita idea. Y naturalmente un laberinto de rocas, aunque parece ser que solo es para niños, así que el portero nos miró de forma extraña cuando nos vió a Rubén y a mi estar delante de la puerta de entrada. Pero nos dejó entrar con gran entusiasmo. Y nos lo pasamos fantástico, como dos niños pequeños. Teníamos que agacharnos por muchos pasos, pero bueno, eso nos mantiene en forma.

De aquí marchamos al camping, donde encontramos de nuevo la familia Dinnage:  Gerry, Heidi, Olivia, Jessica y Carla... Con ellos pasamos una tarde fantástica, ya que se han convertido en nuestra familia Nueva Zelandesa, procedentes de Dinamarca.

21 de marzo partimos hacia el Parque Nacional de Lagos Nelson. Un parque maravillso pero de nuevo con muchas mosquitas en el camping DOC. Me vuelven loca con sus picotazos. Estuvimos todo el día de viaje, por lo que no hay hechos dignos de mención. Dormimos como troncos.

Día 22. Me desperté temprano y salí a dar un paseo sobre el Honeydew Walk. Es un paseo bonito dentro del Nelson Lakes National Park. Caminando vi dar vueltas sobre mi un bonito pájaro. Me paré y él se posó en una roca delante de mi. Se puso a cantar. Me sentí muy agusto cuando vi que cantaba para mí. Si vas sola por el bosque y de pronto te encuentras con esto… Superior!!. Parece ser que se trata de un Robin. Cuando se despertó Rubén fuimos a Brunner Peninsula Nature Walk, pasando al lado del lago Rotoiti. Se podía ver una gran variedad de hongos, dignos de verse. Disfrutamos a pleno pulmón de la naturaleza.. Es maravilloso vivir todo esto.

 

El miércoles 23 de marzo marchamos a Punakaiki donde vamos a montar en canoa... en el rio Pororari. Era un rio muy bonito, como lo es todo por aquí, aunque en él se encontraban impedimentos por árboles caídos, que teníamos que superar pasando por encima. La vista del entorno desde el agua también era muy digna de ver. Parece como si hemos elegido el rio más bonito para montar en canoa. Fué un viaje fantástico, pero estábamos agotados después de 6 horas de viaje en canoa. Afortunadamente todo salió bien.

El 24 visitamos en Punakaiki las rocas de Pancake y los Blowholes... Una formación de rocas con unas características muy especiales y chistosas. Desde aquí vimos pasar delfines, nadando por la orilla de la costa, pero desafortunadamente a una cierta distancia de nosotros. Aquí leíamos cómo se originaron estas rocas pero difícil de contar en pocas palabras. A medio día fuimos a Greymouth, donde anduvimos por la ciudad y comimos una pizza muy rica. Nos encontramos en un camping donde tenemos baño de burbujas. Superior!!!

El 25 hacía muy mal tiempo y decidimos quedarnos aquí un día mas y no hacer nada. Baño y televisión. Por lo de mas nada. También estos momentos forman parte de un viaje como este.

 

 

Hoy, 26 de marzo marchamos desde Greymouth hacia el ‘Franz Jozef Glacier’. El tiempo es malo: lluvia, lluvia y más lluvia. Primero fuimos a informarnos, al llegar a Franz Jozef Glacier, sobre hickingtracks en heli-hikes. Decidimos volar sobre el Fox Glacier y después realizar una expedición por la zona. Pero antes de nada fuimos al camping DOC, colocamos la tienda en un lugar seco y cocinamos algo. Seguidamente tomamos un descanso sobre el saco de dormir. Hace mucho frio por las noches, encima de los glaciares. A ver si mañana encontramos un camping con ducha caliente!!!.

El 27 fué fortunadamente un día seco y alumbraba el sol!!. Vamos a recorrer el ‘Alex Knob Track’. Una marcha de 8 horas con panoramas extraordinarios. Hicimos el recorrido por fin en 7:30 horas. Comenzamos en una selva donde los árboles estaban cubiertos de moho. Había diferentes clases y formas de moho. Para Ingrid, como blumista, era esto del moho un gran acontecimiento. De camino para arriba íbamos sacando la lengua. La cima estaba a 1295 metros. Cuanto más subíamos, más iba cambiando la vegetación. En la cima casi no había árboles y podíamos mirar a lo lejos en un radio de 360 grados. En las fotos se aprecia cómo vamos subidendo a más altura. Arriba podíamos mirar al glaciar y las montañas. En una parte estaba el mar y en la otra el glaciar, fantástico!! Ingrid se encontraba cansada tras una noche de maldormir y después la paliza de la escalada, pero mereció la pena!! Por la noche en el camping anhelábamos una ducha caliente. Sobre el tiempo no podíamos quejarnos. Creo que no os admirareis si cuando volvamos a casa decimos: Vamos a dar una paseo hasta Goes (25 kms. de Middelburg). Las distancias que hacemos aquí son a veces mayores.

 

El 28, después de no haber pegado un ojo por causa del frio, viajamos hasta Fox Glacier. Decían que iba a llover pero todavía llegamos a tiempo para realizar una vuelo a las 12 del medio día. Tuvímos suerte, porque tuvimos sol. El viaje siguiente de las 15:00 horas lo anularon y al día siguiente también fué imposible por causa del tiempo.

 

Heli-hike con guías alpinos sobre el Fox Glacier:

Los ‘Alpine Guides’ nos dividieron en 2 grupos de 5 personas cada uno y nos llevaron en helicóptero al glaciar. En el viaje de ida, con buena dosis de miedo, divisábamos una bonita catarata. Ingrid que tiene miedo a las alturas y no había viajado nunca en helicóptero se sentía muy nerviosa!!. Con otras 4 chicas y el piloto. Oh Dios! Qué miedo tan grande! Pero qué vistas desde arriba!!! Esto sí que es increible e imposible de describir!!! Se veían lugares donde habían filmado ‘el Hombre de los anillos’ y ‘the Beacons’. Se ponía carne de gallina al ver ese panorama!! Increible!!.

Aterrizamos tras 15 minutos de vuelo en una plataforma de hielo del Fox

Glacier. Salimos del helicóptero y esperamos hasta que marchó. El grupo de Rubén ya estaba esperando al nuestro y desde aquí, todos juntos, fuimos a inspeccionar el glaciar. De un golpe se me marchó el miedo del helicóptero. Maravilloso andar por ahí entre los bloques de hielo. Para el que no ha visto un glaciar no sabría cómo explicar de lo que se trata. Es casi inexplicable. Podría decir que te sientes como si entras en otro mundo diferente. Estuvimos casi 3 horas por este entorno. El sol nos acompañó y la lluvia no se dejó ver durante nuestra estancia arriba. De alguna manera llevamos algún angel con nosotros!!!. Esta es una de las excursiones que más merece la pena de hacerse.

Pasadas unas 3 horas el guía llamó de nuevo el helicóptero para volver a bajar, pero tenías que ver las manos de las jóvenes a mi lado: las tenían moradas de tensión, pues nos azotó un golpe de viento y de pronto el helicóptero subió a grandes alturas y con la misma velocidad volvió a bajar. Fué un momento de gran tensión, pero afortunadamente teníamos un buen piloto y nos llevo sin novedad al suelo. Pero vaya una aventura!!! Pfff. La próxma vez espero no tener miedo del helicóptero, ya que tal experiencia merece la pena de repetirse.

En el Fox Glacier alquilamos una cabina para una noche, pues después de estas excursiones y unas cuantas noches sin dormir bien, ya era necesario un buen descanso. Esa habitación tenía una estufa.. y también ducha caliente!!. Por fin una noche con calefacción y cama. El coche viene a resultar pesado después de un mes y medio de vivir en él. Pero claro, hay que mirarse con el dinero, ya que no dura eternamente.

El 29, tras una noche de descanso, marchamos hacia Wanaka. La ruta nos llevó al ‘Mount Aspiring National Park’. Fantástico, veíamos cambiar el panorama ante nuestros ojos. En este parque se filmó Moira para el ‘Hombre de los anillos’, montañas que en sus costados se vislumbran The Mines of Moira. Tras un par de paradas durante la ruta seguimos al camping DOC en Wanaka. Pensábamos que subiría la temperatura al alejarnos de los glaciares, pero olvídate de ello! De nuevo tuvimos una noche de hielo. Pero bueno, todavía no nos hemos resfriado, así que posiblemente nos acostumbremos al frio. Intentamos calentarnos durante el día, porque los campings DOC no tienen duchas. Todavía nos queda mucho que experimentar en esta isla del sur... Si alguna vez vais a hacer la ruta llevar suficientes ropas de invierno y una chubasquera. También para Australia....

 

30 de marzo, ‘Puzzeling World Maze’. Idea fantástica!!. El laberinto más grande de Nueva Zelanda, especial para personas mayores. Anunque también los niños se lo pasan aquí fantásticamente. Tiene una superficie de 1,5 km. Se necesita una hora y media aproximadamente para encontrar las 4 torres y volver al punto de partida. Rubén y yo nos partíamos de risa haciendo la ruta. Se viene a recorrer por persona unos 3,2 km hasta encontrar el camino que se busca. Parece fácil, pero te equivocas. Es tridimensional, lo que hace la operación todavía más difícil.

También aquí tienen cuatro habitaciones diferentes y un patio hológramo. Aquí cuelgan cuadros que depende desde donde los miras puedes ver una obra de arte u otra diferente en el mismo cuadro. Hay una habitación que está construida en un ángulo de 15 grados, muy extraño. Esta habitación te tiene que trastornar el equilibrio, lo que consiguió con bastante facilidad. En tu conciencia sabes que no es verdad, pero tu cuerpo reacciona diferente que tu pensamiento, lo que produce una sensación rara!! Otra habitación tenía las paredes llenas de rostros, que te van siguiendo durante todo el recorrido. Otra habitación era del Hombre de los anillos. Parece una habitación normal, pero si miras hacia adentro cuando hay gente en el interior, da la impresión que ves gigantes y cabezudos. Rubén y yo estamos en la misma línea mirando, pero él aparece como un gigante y yo como una cabezuda. Estamos en la misma línea, no uno más adelante o más atrás. Increible la técnica que hace posible esto. También hemos probado aquí de hacer diferenes puzles, de los que muchos no conseguimos terminar. Aquí nos mantuvimos toda una jornada con un buen sabor de boca.

Es tan interesante todo esto que intentamos prolongar nuestra estancia hasta aproximadamente en 24 de abril (teníamos planeado hasta el 10)si nos cambian los billetes de vuelo.

Ingrid 31-3-05